Anabel Montiel: "La falta de mujeres en el sector ICT es un lamentable desperdicio de conocimientos especializados"

Encora | marzo 22, 2021

El Día Internacional de las Niñas en las TIC, que se celebra anualmente el cuarto jueves de abril, destaca la necesidad de promover oportunidades profesionales para las mujeres en el sector de más rápido crecimiento en el mundo. Tuvimos el placer de entrevistar a Anabel Montiel, de People & Culture Mexico, de Encora Inc., sobre la importancia de inspirar a las mujeres jóvenes a seguir carreras en Información, Comunicación y Tecnología (TIC), su propio viaje hacia la industria y cómo cerrar el género brecha impulsará la innovación.

 

Anabelle

Anabel, preséntate y cuéntanos sobre tu experiencia y tu función actual.

 Nací en México, donde todavía vivo al día de hoy junto ami esposo y nuestros dos hijos de 10 y 3 años. Mi trayectoria profesional hasta ahora ha sido algo inusual pero muy variada e interesante. Obtuve una licenciatura en psicología y me gradué con honores. Siempre me ha interesado el comportamiento humano y los procesos fisiológicos subyacentes de estos comportamientos. Pero después de graduarme, me di cuenta de que mi viaje educativo no había terminado. Me inscribí en El Colegio de Sonora para estudiar ciencias sociales. En 2014 comencé a trabajar en Encora. He tenido el placer de ver crecer y prosperar a la compañía lo largo de los años y estoy orgullosa de haber sido parte de eso.

¿Qué recuerdas de tu proceso de reclutamiento antes de ser contratado por Encora?

Inicialmente había solicitado un puesto diferente dentro de Encora. Sin embargo, Roberto Martínez, quien ahora es presidente de Encora México, sintió que yo sería más adecuada para un rol relacionado con las personas y la cultura. En ese momento, Encora, anteriormente Nearsoft, estaba experimentando un período de transformación de rápido crecimiento durante el cual la cantidad de personal, niveles de producción y clientes aumentaron considerablemente. Había un espíritu comunitario cercano y, a medida que la empresa seguía creciendo, se hizo evidente la necesidad de mantener nuestra cultura y nuestros valores. Fue un desafío, pero en realidad reflejaba mis intereses más que el trabajo que había solicitado.

 

¿Qué recuerdas de tus primeros días trabajando en Encora?

Mi primera impresión fue abrumadoramente positiva. La gente fue amable, servicial y abierta a sugerencias que me ayudaron a hacer la transición a mi nuevo rol. Al hablar con las personas cara a cara y escuchar activamente sus necesidades, desafíos y expectativas, pude crear una propuesta para un nuevo equipo de Desarrollo de Talento, y ese fue el comienzo de mi carrera en Encora.

 

¿Cómo ha cambiado el trabajar en Encora en los últimos años?

Cuando me uní a Encora por primera vez, trabajábamos con cien personas en una oficina. Cuando tuvimos que mudarnos a un edificio más grande donde teníamos tres pisos en lugar de uno, la gente comenzó a sentirse desconectada entre sí. Hoy, contamos con 500 Encorians sólo en México, distribuidos en diferentes oficinas en cinco ciudades. En todo el mundo, ahora tenemos casi 5,000 personas trabajando con nosotros. Nos vimos obligados a encontrar nuevas formas de mantenernos conectados, y creo que hicimos un buen trabajo al mantener a todos comprometidos al mismo nivel que antes. Este último año, muchas cosas han cambiado debido a la pandemia. Trabajar desde casa puede ser un desafío psicológico, por lo que nuestro equipo de Gente y Cultura implementa continuamente iniciativas, herramientas y capacitación para ayudar a nuestra gente a cuidar su salud mental. Como empresa, debemos permanecer sensibles y seguir buscando formas de apoyarnos mutuamente.

 

¿Qué sabes ahora, que desearías haber sabido antes sobre tu carrera?

Siempre entendí la importancia de la comunicación, pero a medida que avanzaba mi carrera, me volví más hábil para transmitir y aceptar mensajes. He aprendido que la empatía es esencial para entablar relaciones con las personas. Al crear y mantener un lugar de trabajo donde se valoran y adoptan diferentes perspectivas, hemos podido retener y atraer talento, fomentar mejores relaciones y fomentar la colaboración entre los integrantes del equipo, los departamentos y los socios externos. Lo que he aprendido sobre cómo conectarme y comunicarme con la gente ha sido inmenso y me habría resultado útil si hubiera sabido entonces todo lo que sé ahora.

 

En tu opinión, ¿por qué es importante animar a las niñas a buscar carreras en las ICT?

Inspirar a las mujeres jóvenes a seguir carreras en las ICT es importante por dos razones. En primer lugar, es importante que las mujeres se sientan empoderadas para que puedan ser la mejro versión de sí mismas. Muchas niñas que crecen todavía tienen el estigma de que se espera que se dediquen a determinadas profesiones, y las  relacionadas con ICT no son una de ellas. Deberíamos enseñar a los niños que la tecnología es tanto para hombres como para mujeres. Solo así seremos capaces de eliminar los estereotipos de género en los que se han estado encajando a las mujeres durante décadas. En segundo lugar, es importante para toda la industria porque la diversidad en el lugar de trabajo mejora la innovación, la creatividad y la productividad. Sin lugar a dudas, la falta de mujeres en el sector de las ICT es una lamentable pérdida de experiencia y potencial. Nosotras, como mujeres, podemos hacer las mismas cosas que los hombres. Cuando se incluye a las mujeres, equipos enteros se beneficiarán de las perspectivas y enfoques que provienen de diferentes experiencias de vida.

 

¿Crees que Encora está realizando esfuerzos para cerrar la brecha de género? 

En Encora, tenemos muchas iniciativas para asegurarnos de atraer y retener a los colaboradores y creo que estamos en el camino correcto. Nuestros esfuerzos incluyen más que la celebración del Día Internacional de la Mujer, es un impulso continuo a la acción de todos los géneros para crear un lugar de trabajo más inclusivo. Con el fin de crear un buen ambiente de trabajo, ofrecemos salas de lactancia, flexibilidad en los horarios de trabajo y nos aseguramos de que las mujeres y los hombres reciban la misma compensación por realizar el mismo trabajo. Todavía tenemos un largo camino por recorrer en términos de lograr la plena equidad de género, pero es alentador ver que las actitudes están cambiando y la conciencia está aumentando.

 

¿Qué consideras que pueden hacer otras empresas para animar a más mujeres a elegir carreras en ICT?

Las empresas pueden atraer a más mujeres mediante la promulgación de prioridades como salario igual por trabajo igual, licencia familiar y médica pagada, cuidado de niños más asequible, etcétera. También podrían tomar medidas para reducir los prejuicios inconscientes, por ejemplo, trabajando con solicitudes de empleo anónimas. Las investigaciones han demostrado que se contrata a más mujeres y minorías cuando el proceso de contratación se anonimiza. Además, las empresas deben acercarse a las mujeres de sus organizaciones y escuchar lo que tienen que decir. Es importante trabajar con las mujeres en la empresa para promover el diálogo, consultarlas y crear un ambiente donde puedan autoorganizarse como grupo y proponer lo que quieran para ellas mismas. Empoderar a las mujeres para que sean las impulsoras del cambio. Después de todo, cuando se trata del apoyo que las mujeres necesitan en su lugar de trabajo, ¿quién lo sabría mejor que las propias mujeres?

 

¿Qué más podemos hacer para allanar el camino para la próxima generación?

El problema principal en nuestra industria parece ser que todavía hay más hombres solicitando empleos que mujeres. Debemos reconocer que este es un problema con múltiples causas y efectos, que requieren un cambio sistémico. Esto nos permitirá comprender que las soluciones están en todas partes y que no sólo depende de los líderes lograr el cambio. Como individuos, no debemos subestimar nuestro poder para generar cambios y exigir la equidad de género; debemos preguntarnos continuamente cómo podemos ser mejores y hacerlo mejor para nuestras colaboradoras. Eso no se aplica sólo a las mujeres, nuestros compañeros de trabajo masculinos también tienen una gran responsabilidad aquí. Deben ayudar a mantener un entorno de trabajo seguro e inclusivo, y cuando surja la oportunidad de promover o contratar a alguien, deben tener un propósito para aumentar la diversidad.

 

 ¿Puedes nombrar algo que creas que ha sido un factor importante en tu éxito?

Que otras personas crean en mí me ha ayudado a creer en mí. Dudar de uno mismo es fácil, mientras que creer en uno mismo a veces puede ser difícil. Siempre trato de apoyar a los demás, porque eso es lo que me ha ayudado a convertirme en una mejor versión de mí. Quiero que otras mujeres experimenten los mismos sentimientos de aliento y apoyo.

 

¿Crees que las mentoras pueden ayudar a otras mujeres a ascender a puestos de liderazgo en el campo de las ICT?

Absolutamente, las mujeres tienen la responsabilidad de empoderar y elevar a otras mujeres y eliminar los desafíos para las generaciones futuras. Pero el movimiento por la equidad de género debería ser un movimiento que incluya tanto a mujeres como a hombres. Todos necesitamos trabajar juntos, desafiarnos y liderarnos unos a otros para que algún día, cerrar la brecha de género ya no sea un objetivo, sino un logro.

 

¿Te gustó lo que leíste?

En esta entrevista, la vicepresidenta global de Gente y Cultura de Encora Inc., Suzanne McKenna, comparte sus propias ideas y habla sobre el papel fundamental que desempeñan las mujeres en la configuración de la industria tecnológica.

 

¿Quieres unirte al equipo?

¿Estás listo para crear el futuro que deseas con nosotros? Encora tiene vacantes abiertas para personas que están tan entusiasmadas con la tecnología como nosotros. Visita #WomenHackers para obtener más información y las vacantes disponibles.

 

Find More than a Job

Contenido

Categorías

Compartir Artículo

Artículos Destacados